miércoles, 20 de enero de 2010

Caer en la rueda
de personajes
que se repiten
también en planos oníricos
parece inevitable
por haber pensado
o querido alguna vez
a los personajes
que alguna marca
hicieron sangrar.
Así el cerebro
y el corazón
cansan mi esperanza
agotada de vivir.
Entonces flemático
escucho canciones
sensibles compuestas
con el poder de la insensibilidad.

1 comentario:

MESIAS LOCO dijo...

la insencibilidad no tiene poder, solo una leve resistencia.